¿Qué significa implantar un sistema ERP?

La implantación del software ERP es uno de los procesos empresariales más significativos que una compañía tiene que afrontar.

Por una parte, aunque hayas elegido correctamente el software de gestión adecuado a la empresa ahí no acaba todo. Una correcta adaptación del software es sinónimo de éxito.
Por otra parte, es determinante adaptar la mayoría de nuestros requisitos al sistema ERP antes de que empiece el contrato de mantenimiento.

¿Qué significa implantarlo?

El proceso de implantación de un software ERP es básicamente una fase de desarrollo de cualquier software. Hay tres etapas:

  1. Análisis: tu empresa es la encargada de transmitir los requisitos de tu proyecto ERP al proveedor elegido para que se haga una idea de lo que realmente quieres.
  2. Desarrollo: se aplican todos los requisitos proporcionados para el software ERP elegido. Es la propia etapa de adaptación y configuración del software a tus necesidades.
  3. Entrega al cliente: el producto está casi terminado y se implanta en la maquinaria de empresa del cliente.

Cuando comunicamos el deseo de una cierta funcionalidad al asesor responsable de nuestro proyecto es su deber convertir nuestra deseada funcionalidad en realidad. Durante unos meses el proveedor de ERP debe formar parte de nuestro equipo y nosotros parte del suyo.

¿Y si se implanta inadecuadamente, qué ocurre?

En el caso de que la implantación acabe de una forma inadecuada los efectos son devastadores. El coste de nuestro proyecto se multiplica.
Algunas empresas se dan cuenta de que el ERP elegido no les sirve para nada y tienen que repetir el proceso. con lo que conlleva la inflación del presupuesto inicial ya comentada.

Normalmente, el éxito de cualquier proyecto software depende en gran parte de la toma de requisitos y la culpa de ello, normalmente, no es del proveedor encargado del proyecto, sino de la propia compañía cliente que muchas veces se desvincula del desarrollo y comunica mal o tarde los requisitos.

En definitiva, es muy importante escoger correctamente el sistema ERP e implantarlo correctamente. En caso que no sea así, puede conllevar altos gastos no previstos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.